Una vivienda es la residencia principal de uno, solo puede tener un domicilio. Cada propietario podrá reclamar una exención de impuestos sobre los primeros $75,000 del valor de su propiedad que ocupa como residencia principal, garantizado por la Constitución del Estado.

Para obtener más información sobre los impuestos de la propiedad y exenciones de impuestos, a continuación están los enlaces a los Asesores de Impuestos para cada parroquia: